Cipriano Maldonado Jiménez
Cipriano Maldonado Jiménez
Cipriano Maldonado Jiménez
Obras del Artista
Album de fotos
Criticas
imagen
Del Faro a La Caleta
No hay mayor gloria para un artista como la de sentir que con su trabajo contribuye a perpetuar hechos y vivencias de la vida e historia de su pueblo.
Mi obra e lo que ha sido mi vida en la intimidad y los sentimientos de la creación.
Ante el caballete, el tablero de dibujo o mi mundo de colores en la paleta de pintor... surgen de un modo inevitable escenas, hechos y figuras de mi vida de niño; niño lleno de vitalidad e incansable por hallar respuestas a preguntas sobre los cascos de barcos viejos y abandonados en la playa como si hubieran sido depositados en la fosa común de un cementerio de barcos. ¿Cuántos mares, fondos, continentes o extraños animales... cuántos buques, tanas y tesoros del mundo submarion habrán surcado bajo sus quillas?... para acabar bajo el tórrido sol de estas costas como nidos de lagartijas o cobijando, en las noches estivales millonarias de estrellas en la sublimidad nocturna de la bahía de Torre del Mar, a las familias de pescadores sin barraca. Este era el escenario donde jugábamos incansables los niños de aquella postguerra de hambre dramática y descalza.
No me intereso por pintar lo que veo tal como se ve; me preocupa más pintar lo que siento al componer la temática, sus giguras, colorido, luz,... tal como lo recuerdo, porque siempre se recuerdan las vivencias más importantes e impactantes del pasado.
El placer que siento al firmar una obra sólo es comparable con la sensación que me produce el reto de emfrentarme a la incertidumbre de empezar una nueva obra.
Me siento fascinado por la creación artística y por cumplir con el compromiso que me he impuesto de inmortalizar la vida denostada, costumbres y personajes de mi pueblo.
La persona más aparentemente torpe, está en posesión de los conocimientos y aptitudes que pueden sorprender a la persona más inteligente.
Es consustancial con mi vida esta cualidad, que me ha sido regalada por providencia causal, de poder contar con formas y colores, las cosas que he vivido y que por afinidad con las vidas y costumbres de las gentes más queridas con quienes conviví en mi querido pueblo durante mi ingancia y juventud -desde el Faro a la Caleta-. En estos cuatro kilómetros de playa habían unos doscientos barcos pesqueros de vela y remo, entre sardinales, jábegas, birortas y boliches; que los manejaban unos dos mil pescadores, quienes con sus sufridas vidas, durezas y esfuerzos diarios marcaron mi vida y, desde siempre me propuse plasmar el esfuerzo y sufrimiento de aquellas figuras tan queridas con quienes eché a andar, con quienes pasé los días y las noches de mi formación como persona, y por lo que deseo a través de mi obra dejar constancia de ellos. Ya en cuanto al valor artístico de mi producción, lo dejo en manos de críticos y expertos en arte.

Cipriano Maldonado
imagen
Artista-Pintor
1942-2003
Imagen
Cipriano Maldonado en su
estudio de La Caleta.
Contácta con nosotros
Me interesa tu opinión